miércoles, noviembre 28, 2007

La inmortalidad y la eternidad (Hanna Arendt)



"La tarea y potencial grandeza de los mortales radica en su habilidad en producir cosas - trabajo, actos y palabras- que merezcan ser, y al menos en cierto grado lo sean, imperecederas con el fin de que a traves de dichas cosas, los mortales encuentren su lugar en su cosmos donde todo es inmortal a excepcion de ellos mismos. Por su capacidad en realizar actos inmortales, por su habilidad en dejar huellas imborrables, loshombres, a pesar de su mortalidad individual, alcanzan su propia inmortalidad y demuestran ser de 'naturaleza divina'. La distincion entre hombre y animal se observa en la propia especie humana: solo los mejores (aristoi), quienes constantemente se demuestran ser los mejores... y prefieren la fama inmortal a las cosas mortales, son verdaderamente humanos; los demas, satisfechos con los placeres que les proporciona la naturaleza, viven y mueren como animales". (La condicion Humana)

5 comentarios:

Gonxalo Oyanedel dijo...

Habrás notado que todos quieren llegar arriba... el problema es el mínimo esfuerzo. Aunque el afán de trascender siempre está presente, la mayoría prefiere creerse notable con las dos o tres piruetas que conoce usando la pluma o manejando un balón: Si no hay talento o contactos, pues sólo queda escalar y escalar...

¡Ah! y dejar de lado esa quebradiza filosofía algunos construyen con metáforas vacías, para jurarse aporte.

Tiempo que no leía a esta señora; desde la Universidad.

Syrgo de Enefaso dijo...

es cierto.....

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Los mortales crean cosas inmortales, y los inmortales crean cosas mortales.

Un aristoi jamás hablaría de ciertas cosas.

Anónimo dijo...

Interesante syrgo, estas inspirado, becho.

Cazador Oculto dijo...

interesante muy inetresante.
pero...